La Percanta

F04 Mayo 2013
C0

El Lunfardo es el Coa boaenerense, es decir, es el dialecto de los delicuentes y presidiarios que se empezó a usar desde finales del 1.800 en la capital argentina. Al igual que el coa que parte en las carceles y barrios marginales, poco a poco se hace parte del lenguaje de toda la sociedad, de hecho incluso se internacionaliza. En Chile usamos varias palabras de origen carcelario argentino o lunfardas: bacán, engrupir, cana, pucho, tira, al voleo, al cuete, chanta, trucho, yeta.

Todo esto es para decir que Percanta, es otra palabra de origen Lunfardo, que significa "mujer de vida fácil". Ahora, la cocina de "La Percanta", el nuevo restaurant de Jose Luis Merino, pareciese que fuese fácil, es un restaurant de parrilla, pero en realidad no lo es. Como se nota el oficio para poder armar una carta entretenida, desafiante y equilibrada.

Nos invitarona a almorzar para probar la carta. Llegué tarde, como siempre. El lugar es donde estaba el Amorío el restaurant de Benjamín Vicuña y Gonzalo Valenzuela, en la entrada del Teatro Mori en Bellavista. El lugar es moderno y ondero, la parrilla -uruguaya- está a la vista, y cuenta con una terraza que en Verano de seguro se la van a pelear.

Partimos con un trío de sartenes ($4.900), 3 pequeños sartenes de fierro fundido con: panitas dulces, choricillo ahumado y criadillas de cordero. Un gran comienzo... de las pocas cosas que no como son panitas, estas estaban de lujo.

Seguimos por unas deliciosas teclas de lomo con chimichurri ($3.600), grasosas y sabrosas como deben ser. Saltamos a la carta de pastas con unos sorrentinos de cordero ($6.600) con crema funghi, jamón crudo asado y hojas de cilantro, realmente excelentes. Luego seguimos con unos ñoquis rellenos con ciruela y nueces ($6.300) en una salsa de queso roquefort al sésamo. Realmente sorprendentes y sabrosos. Para terminar esta parte de la carta probamos unos Fetuccini con gambas y langostinos ($7.600) con salsa de mariscos, un plato sencillo pero muy bien logrado, la salsa, los langostinos, lleno de sabor.

De las ensaladas probé la ensalada caliente La Percanta ($6.100), no cabía en mí de alegría cuando la vi llegar: todo asado y al rescoldo: cebollas, pimientos, champiñones, berenjenas, acompañado con una provoleta a la plancha.

De la parrilla probé el Oil fish ($6.800) acompañado de una mezcla de tomates confitados y naturales, las brochetas de pollo y camarón ($6.700) envuelto en jamón serrano y aderezados con limón al eneldo. 

También probé el Garrón de cordero ($8.300) al enebro en cacerola y sellado a las brasas. Esta parte es bien impresionante, ya que colocan el garron de cordero directo a las llamas del fogón de la parrilla, un sellado perfecto aunque uno creyera que se quemaría cuando lo estan haciendo. Pese al espectaculo el mío en particular no estaba demasiado blando. Para cerrar me comí un pedazo de asado de tira ($8.900 - 400 gr), el cual no estaba demasiado sabroso y tierno.

 

Recomendado para: Para ir con los suegros